Seguimos sumando días, conmemorando efemérides, aplazando celebraciones con nuestros seres queridos… y el confinamiento se mantiene. Ya nos gustaría volver a la oficina y a las actividades de ocio de nuestro día a día, pero somos responsables y seguimos trabajando mientras cumplimos el aislamiento. Hoy celebramos el Día del Libro en casa, como no podía ser de otra manera.

Los tiempos cambian y nosotros nos adaptamos a ellos. Este año el Día del Libro lo vamos a celebrar de forma muy diferente, pero lo esencial, que es leer, no cambia. Este 23 de abril no vamos a poder ver las ofertas en los escaparates de las librerías que muestran orgullosas las últimas novedades, tampoco las calles atestadas de gente en Cataluña celebrando su san Jordi con un libro y una rosa, ni al premio Cervantes pronunciando su discurso, ni la lectura del Quijote en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Pero podemos leer, porque seguro que ahora tenemos más tiempo que nunca para hacer aquello que tenemos pendiente.

Así que te animamos a que hoy celebres este día tan especial leyendo. Busca en tu biblioteca o en internet, elige tu título, descárgalo o encarga tu ejemplar en la librería para que te lo lleven a casa o para recogerlo cuando reabran sus puertas. Regala libros. De esta forma mantendrás la tradición y ayudarás a un sector que está pasando por malos momentos. Pero sobre todo disfrutarás tú. Usemos la lectura para combatir el confinamiento.